El sistema educativo español

Hace años que estoy en contra del sistema educativo que hay en España, el que en mayor o menor medida todos hemos tenido que sufrir.

Es un sistema creado mucho antes del siglo XX y que desde principios del año 2000, con la irrupción de Internet y los dispositivos móviles, se quedó obsoleto.

El sistema educativo te enseña a atender clases monotemáticas, donde un profesor explica una lección y los alumnos escuchan. Esto estaba muy bien en la época de la revolución industrial, pero la sociedad de hoy en día no necesita peones para fábricas, que cumplan unos estrictos horarios y realicen tareas repetitivas sin rechistar.

Hoy en día necesitamos gente creativa, con capacidad analítica para entender los problemas e inventiva para encontrar la solución a los mismos. Esto se consigue con clases dinámicas, donde se utilicen conocimientos originados en diferentes materias, y donde los alumnos tengan que interactuar entre ellos para hallar soluciones a los problemas que afronten.

Desde los años 60, las máquinas están incrementando su presencia en la economía productiva, y esta tendencia no ha hecho más que acelerarse – y lo seguirá haciendo en el futuro-, hasta el punto que todas las tareas que no necesiten de una intuición humana para su desempeño acabarán siendo realizadas por robots e inteligencia artificial.

Para preparar a las personas que deban vivir en este nuevo paradigma, no hay que enseñar más conocimientos, si no que hay que enseñar a aprender, a respetarnos y a tener una mentalidad crítica.

Algunos de los conocimientos que hecho en falta son:

  • Emprendimiento y funcionamiento de las empresas
  • Economía personal y gestión de patrimonio
  • Respeto, tolerancia y convivencia
  • Fisiología humana y nutrición
  • Fomento del deporte y hábitos saludables

También debemos desvincular el éxito personal con el éxito académico: basta ya de inculcar a nuestros hijos que si no obtienen buenas notas en este sistema educativo que tenemos su futuro va a ser peor. El éxito en los exámenes no son ninguna garantía de tener felicidad en el futuro. Lo único que conseguimos es cargar a los niños con preocupaciones que para nada son importantes y hacerles la infancia más amarga de lo que debería ser.

Dejo aquí esta reflexión que espero que sirva para que los que la compartís sepáis que somos muchos los que pensamos así y que debemos hacerlo público para que el sistema cambie en un futuro.

Me despido con dos videos que expresan también estas ideas. Saludos!

Jaime Altozano:

Quantum Fracture:

Cómo convertir carpetas ocultas en visibles

Para los que alguna vez habéis conectado un USB a vuestro equipo Mac y os habéis dado cuenta que algunas carpetas se muestran ocultas, la solución es ejecutar el siguiente comando en Terminal:

chflags -v -R -L nohidden /ruta/a/carpeta/oculta

El comando cambiará el flag de oculto a no-oculto de forma recursiva a la carpeta y a todos los ficheros que existan dentro de ella.

Recordad que en el caso que la carpeta esté en un USB la ruta será:

/Volumes/nombre_de_la_unidad/

Visualización de documentos ocultos en Finder

Si estáis usando el macOS High Sierra o posterior, tengo un post donde explico cómo podéis visualizar las carpetas y documentos ocultos desde el Finder.

Enlaces de descarga oficiales de macOS

De forma puntual pero reiterada necesito los enlaces de descarga de sistemas operativos que ya no se pueden encontrar en el App Store.

Desaparecidos del App Store

En el App Store sólo parece encontrarse la última versión del sistema operativo. La realidad es que Apple oculta estas actualizaciones de los resultados de búsqueda, pero siguen estando ahí, accesibles sólo si tenemos el enlace directo.

Enlaces de descarga oficiales de macOS

A día de hoy, la última versión del macOS es el High Sierra, pero podemos descargarnos los dos anteriores aquí:

Hasta donde yo sé, el OSX 10.9 Mavericks y el 10.10 Yosemite ya no están disponibles como descarga directa, sólo si realizamos la compra en su momento en el App Store.

Nueva forma de mostrar ficheros ocultos en el Finder de macOS

Históricamente hacer que el Finder muestre o esconda los ficheros ocultos nunca ha sido un proceso sencillo: hay que ir al Terminal, ejecutar un comando y reiniciar el Finder para que el cambio surja efecto.

Pero hoy, gracias al blog de un desarrollador llamado Ian Lunn, me he enterado que hace bien poco esto ha cambiado.

macOS Sierra al rescate

A partir de la introducción del macOS 10.12 Sierra, Apple ha añadido una combinación de teclas que permite rápidamente mostrar u ocultar los documentos.

Para todos los que lo queráis probar, el shortcut es este:

CMD + SHIFT + .

Estos pequeños detalles son los que no se explican en las keynotes de presentación de producto, pero muestran la lenta pero continua evolución del sistema operativo.

Modificación de flags de atributo

En el caso que lo que necesitéis sea mostrar permanentemente una carpeta que está oculta, echad un ojo a este post donde os explico cómo convertir una carpeta oculta en visible.

Cómo clonar un disco con Windows 10

Hoy me vi con la necesidad de clonar disco duro que tenía una instalación de Windows 10. Como soy así de chulo, en lugar de buscar antes en Google me he tirado directamente a la piscina, pero ha resultado que ésta sólo tenía un palmo de agua.

Pero vamos por pasos, os explico:

Los clásicos nunca a veces fallan

Inicialmente probé con el clásico Norton Ghost incluido en el Hiren’s Boot 15.2, pero rápidamente vi que éste no detectaba la partición EFI/UEFI necesaria para el arranque de Windows.

El segundo intento fue con el útil DiskGenius 3.2, también del mismo Hiren’s, que sí que detectó la partición, pero una vez clonado el disco, Windows no conseguía iniciarse, entrando en un bucle de reparación de inicio.

Finalmente, para no repetir el proceso con otro software, tuve que arrancar desde un USB de instalación de Windows 10 y tirar de herramientas de línea de comandos.

Esto fue lo que hice:

  1. Iniciar el ordenador con el USB de instalación de Windows 10. Ir al menú de Reparar equipo, Opciones avanzadas, y abrir una ventana de línea de comandos.
    1. Ejecutar la utilidad diskpart
    2. Ver los discos: list disk
    3. Seleccionar el disco a modificar: sel disk 0
    4. Ver las particiones del disco: list vol
    5. En el listado que aparece, encontrar la partición UEFI (es fácil: está al inicio, mide unos 100MB y está en formato FAT32)
    6. Seleccionar la partición: sel vol 2
    7. Asignarle una letra de unidad: assign letter=G:
    8. Salir: exit
  2. Ahora vamos a la carpeta donde se encuentra el fichero que necesitamos modificar: cd /d G:\EFI\Microsoft\Boot\
  3. Ahí ejecutamos el comando bootrec /fixboot
  4. Ahora toca recrear el BCD
    1. Por si las moscas, antes nos guardamos el fichero actual: ren BCD BCD.bak
    2. Ahora ejecutamos: bcdboot C:\Windows /l es-es /s g: /f ALL
    3. Y hacemos el rebuild: bootrec /rebuildbcd
  5. Finalmente cerramos la línea de comandos, reiniciamos y voilà!

Para los que con esto no les baste, esta solución la he encontrado aquí. Podéis revisar el artículo original para obtener más ayuda.

Esto ha sido todo lo que he necesitado para clonar la instalación de Windows 10. Como lección me llevo utilizar Clonezilla o AOMEI Backupper la próxima vez.

Hello world

Inicios

Los inicios siempre son difíciles, así que he ido a lo seguro y me he dicho: qué mejor manera de inaugurar esta nueva versión de la web que con un Hello world, verdad?