Una estrategia simple de inversión a largo plazo

Es bien cierto que en España hay una falta de educación financiera, e históricamente la gran parte de ahorradores se han limitado a realizar depósitos a la vista o comprar emisiones de bonos de grandes empresas para conseguir algo de rentabilidad. Pero a raíz del inicio de las actuales políticas monetarias, con unos tipos cercanos al cero y un QE nunca visto, tanto los depósitos como los bonos han dejado de ser opciones para la mayoría de la población.

Por eso, desde un tiempo hacia aquí me sucede de forma recurrente que siempre algún amigo o conocido me consulta sobre qué puede hacer con su dinero ahorrado, por lo que he decidido crear esta entrada.

Voy a indicar algunas opciones, de diferentes niveles de complejidad, para que cualquier persona pueda realizar un plan de inversión a largo plazo.

Opción 1

  • Abrir cuenta en ING-Direct y activar el servició de inversión “Broker Naranja”
  • Contratar el Fondo Naranja Standard & Poor´s 500 (ISIN ES0152769032)
  • Definir una estrategia de entrada diferida en el tiempo (DCA)

El fondo indexado del S&P 500 de ING está gestionado por Amundi Iberia y es el mismo fondo que el Amundi Index S&P 500 – AE (C) (ISIN LU0996179007) pero con una comisión del 1,10% en lugar del 0,30%.

El único motivo de la diferencia de comisión es por la retrocesión que se lleva ING por comercializar el fondo. Y no es una diferencia pequeña, pero la simplicidad de poder contratarlo sin demasiadas complicaciones y desde la web de un banco generalista tiene su precio.

En resumen: sólo con este pequeño gesto estaréis contratando un fondo con una rentabilidad del 14,73% anualizada en los últimos 10 años.

Ahora sólo falta que defináis vuestra inversión. Yo os recomiendo ser conservadores y hacer una entrada diferida en 3 años de vuestros ahorros. Vamos a poner un ejemplo:

Supongamos que contamos con unos ahorros a largo plazo de 30.000€. Eso significará que vamos a invertir 10.000€ al año, o lo que es lo mismo, unos 840€ al mes.

Así pues, desde el mismo Broker Naranja podemos programar una aportación mensual de 840€, que se realizará invariablemente de la evolución del mercado. Y ya está. Yo os recomiendo olvidaros de la inversión por unos años y restar indiferentes ante la evolución de los mercados: recordad que la inversión es a más de 10 años vista, y en el trayecto habrá muchas idas y venidas, pero sólo importa el destino.

Opción 2

  • Abrir cuenta en BNP Paribas
  • Contratar 4 fondos para aumentar nuestra diversificación
  • Definir una estrategia de entrada diferida en el tiempo

En este caso, para evitar pagar comisiones de gestión elevadas, vamos a contratar nosotros directamente los fondos que nos interesen. Para ello, vamos a usar la plataforma de BNP Paribas Personal Investors España, que nos ofrece una enorme cantidad de fondos indexados para invertir.

Eso si, a día de hoy (septiembre 2019) si tenemos más del 50% de nuestra cartera invertida en clases limpias, se nos cobrará una comisión de custodia, ya que estas clases no proporcionan retrocesiones al banco. Por ese motivo, vamos a tener siempre que asegurarnos que más de la mitad de nuestra cartera no está invertida en clases limpias.

Conociendo este condicionante, yo he seleccionado estos 4 fondos, pero vosotros podéis hacer vuestra propia selección:

  • 60% Amundi Index MSCI World – AE (ISIN LU0996182563)
  • 10% Vanguard US 500 Stock Index Fund Investor EUR Accumulation (ISIN IE0032620787)
  • 15% Vanguard Emerging Markets Stock Index Fund Investor EUR Accumulation (ISIN IE0031786142)
  • 15% Vanguard Global Small-Cap Index Fund Investor EUR Accumulation (ISIN IE00B42W3S00)

El Amundi MSCI World, con sólo un coste de 0,30%, genera retrocesiones al banco, por lo que mientras lo mantengamos siempre preponderado por encima del 50% de la cartera, BNP no nos cargará comisiones de custodia por los Vanguard.

El MSCI World reúne a 1650 empresas de 23 países desarrollados, lo que nos incluye las mayores empresas de Estados Unidos, Canadá, Europa, y Japón.

El Vanguard US 500 es el fondo indexado del S&P 500, e incluye las 500 mayores empresas de Estados Unidos. Como EEUU es la locomotora del primer mundo, me gusta sobre ponderar ésta economía: cuando hay crisis se recupera antes y los retornos anuales que genera son mayores que los que produce Europa. Su coste: 0,25%.

El Vanguard Emerging Markets reúne a 1200 empresas de 26 países emergentes, entre los que se encuentran China, Korea del Sur, Taiwan, India y Brasil. Coste: 0,40%.

Finalmente, el Vanguard Small Caps complementa al MSCI World, ya que reúne a unas 4350 empresas consideradas de capitalización pequeña de los 23 países más desarrollados. Éstas empresas pequeñas pueden captar una parte del mercado al que las grandes no alcanzan y evolucionar rápidamente en capitalización, por lo que nos va a proporcionar un mayor muestreo del tejido empresarial del primer mundo. Al igual que el Vanguard EM, su coste es del 0,40%.

Por lo tanto, nos hemos montado una cartera de Renta Variable global extremadamente diversificada con un coste total de gestión del 0,325%.

Finalmente, siguiendo el ejemplo anterior de 30.000€ en 3 años (840€ al mes), vamos a realizar las siguientes aportaciones mensuales:

  • Amundi MSCI World: 504€
  • Vanguard SP500: 84€
  • Vanguard EM: 126€
  • Vanguard Small-Caps: 126€

Os aseguro que quien se quite la pereza de encima y contrate estos 4 fondos tendrá unos retornos a largo plazo envidiables para el 90% de los gestores de fondos bancarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.